[ do default stuff if no widgets ]

Pasos para iniciar un negocio propio

Si ya tienes decidido emprender tu idea de negocio y pasar de ser un empleado a empresario; entonces, te comparto estos pasos -sencillos- de cómo puedes iniciar tu propio negocio.

Te recomiendo que, antes de comenzar a poner en marcha esta información que te voy proporcionar, leas los pasos muy bien, para que después, puedas cambiarlo o combinarlos, como consideres sea conveniente, para tu negocio.

Bueno, sin más preámbulos, demos inicio con los pasos que te ayudarán a convertir esa idea que tienes en mente, en un negocio de éxito:

  1. Definir la idea de negocio

Esto es vital, tienes que establecer la idea de negocio. Si todavía no tienes este punto claro, te dejo unos tips para que des con ella:

  • Inicia estudiando al consumidor, tienes que observar cuáles son esas necesidades que los productos o servicios que están en el mercado, no han logrado satisfacerlo.
  • También, puedes irte por los productos y servicios ya existentes y crear algo que te diferencie de ellos.

No olvides que si tu idea de negocio no te apasiona, es muy difícil que llegues lejos con ella, es por eso, que te recomiendo te enfoques en eso que tanto te apasiona y observes a tu posible mercado y competencia, para que des con la mejor opción.

  1. Evaluar si la idea podría tener éxito

No te diré que hagas un estudio de mercado porque eso te llevaría mucho tiempo y dinero; claro está, que es lo correcto.

Pero sí te puedo decir que antes de continuar, debes hacer una pequeña investigación de tu mercado; esto, con el fin de conocer la factibilidad y viabilidad de tu negocio.

Una forma -bastante informal- es visitando los sitios dónde se encuentren el producto o servicio similares al que quieres lanzar al mercado.

También, podrías optar por pedirles a tus familiares y amigos su opinión acerca de tu idea, o hacer una rápida estimación de los recursos y conocimientos que necesitarías para ponerla en práctica, y analizar si cuentas con ellos o estás en condiciones de adquirirlos.

  1. Determina el público objetivo 

La mayoría de las personas acostumbran a pasar por alto este punto, pero déjame decirte que es muy importante que puedas determinar cómo es tu público meta, al que te vas a dirigir.

Debes segmentarlo por edad, sexo, ubicación, hobbie, profesión, nivel académico, ocupación, ingresos, y muchas variables más, que te permitan dar con un perfil para tu producto o servicio.

  1. Análisis del público objetivo

Ya tienes tu público, ahora viene la fase de analizarlo; para ello, debes determinar la información que te gustaría analizar de él, la cual podría incluir, por ejemplo, sus gustos, preferencias, hábitos de consumo, comportamientos de compra, costumbres, actitudes, etc., para así diseñar el producto que mejor se adapte a sus preferencias. Esto, también te será de gran ayuda cuando vaya a formular las estrategias.

  1. Análisis de la competencia

En puntos anteriores, te había mencionado a la competencia, pues aquí te lo explico.

Así como debes conocer a tu público, también debes hacer lo mismo con la competencia; esto te va a permitir tomar decisiones o estrategias más acertadas. Observa su ubicación, sus recursos, precios, sus principales estrategias, sus fortalezas, sus debilidades, etc.

Una forma de hacer este tipo de análisis es visitando sus locales para saber sus procesos o la atención que le dan al cliente, adquiriendo sus productos o probando sus servicios para poder analizarlos mejor, o haciéndoles pequeñas entrevistas a sus ex trabajadores.

  1.  Elaboración del plan de negocio

Esto te servirá de guía y te permitirá cumplir con tus objetivos. De manera sencilla, te digo que las secciones que debería tener tu plan de negocio son:

  • definición del negocio: los datos básicos de tu negocio, la descripción de éste así como del producto o servicio que vas a ofrecer.
  • plan de marketing: las estrategias de marketing que vas a aplicar una vez puesto en marcha tu negocio.
  • plan de operaciones: los requerimientos físicos necesarios para el funcionamiento de tu negocio, y la descripción de su proceso.
  • plan de recursos humanos: la descripción de tu equipo de gestión y el requerimiento de personal que tendrá tu negocio.
  • plan financiero: el cálculo de la inversión, la proyección de ingresos y egresos, y la evaluación financiera del proyecto.
  1. Constitución legal

Es necesario en la creación de tu negocio, pues te permitirá que éste sea legalmente reconocido y así, entre otras ventajas, pueda calificar como sujeto de crédito, y emitir comprobantes de pago.

En resumen, los pasos generales que debes realizar para constituir legalmente tu negocio son:

  • determinar si lo vas a constituir como persona natural o persona jurídica.
  • elegir el tipo de empresa o sociedad que tendrá (por ejemplo, E.I.R.L, S.R.L, S.A, etc.).
  • buscar y reservar el nombre que quieres para tu negocio en los registros públicos.
  • elaborar y elevar a escritura pública la minuta de constitución.
  • inscribir la escritura pública en los registros públicos.
  • elegir el régimen tributario al cual te vas a acoger para el pago de impuestos, y tramitar la obtención de tu código de contribuyente.

Constituir legalmente un negocio puede ser una tarea tediosa, por lo que en este punto podría ser recomendable que acudas a centros o instituciones que te ayudan a realizar este proceso a un mínimo costo, y que seguramente encontrarás en tu localidad.

  1. Registro de marca

En caso de que vayas a crear una marca comercial para tu producto o servicio, es recomendable que la registres en la oficina de marcas y patentes, de tal manera que otros no puedan utilizar una igual o similar, o copiarla con el fin de aprovecharse de su reputación.

Los pasos generales que debes realizar son:

  • acudir a la oficina de marcas y patentes (podría tener otro nombre en tu localidad).
  • asegurarte de que otros no hayan registrado una marca igual o similar a la quieres registrar.
  • llenar la solicitud para el registro de marca.
  • hacer el pago correspondiente.

En este punto podría ser recomendable que contrates un abogado de marcas y patentes que te ayude a realizar estos trámites y, sobre todo, te evite tener que estar asegurándote de que no existan marcas registradas iguales o similares a la que quieras registrar.

  1. Obtención del local y su remodelación

Si es que aún no lo has hecho, el siguiente paso consiste en la compra o alquiler del local en donde funcionará tu negocio.

En caso de alquilar un local, además de la duración y el precio del alquiler, algunos aspectos que deberías contemplar en el contrato son la posibilidad de transferir la propiedad del contrato en caso de que decidas vender tu negocio, y la posibilidad de realizar mejoras en el local.

Sea cual sea el caso, en este punto es recomendable que contrates un abogado con experiencia en el tema, que te asesore en la compra o alquiler del local de tu negocio y, sobre todo, te evite cometer errores al momento de firmar el contrato.

Una vez que has comprado o alquilado un local para tu negocio, debes remodelarlo para que se adapte a tu tipo de negocio, y decorarlo de acuerdo al concepto o estilo que le quieras dar.

Para la remodelación, además del personal encargado de la planeación y ejecución de ésta, es recomendable que también contrates un diseñador de instalaciones que tenga experiencia en el tipo de negocio que vas a poner.

En cuanto a la decoración, la cual incluye la colocación de carteles y afiches, el uso de plantas, y la instalación de cuadros, adornos y demás objetos decorativos, también podría ser recomendable que contrates un diseñador de interiores que te asesore con ella.

  1. Compra e instalación de maquinaria, equipos y mobiliario

Una vez que cuentas con un local remodelado y decorado, puedes proceder a la compra e instalación de la maquinaria, los equipos y el mobiliario que utilizarás para el funcionamiento de tu negocio.

Como consejo en este punto, debes comprar solo lo que sea estrictamente necesario, evitando dejarte llevar por la emoción natural que conlleva iniciar un nuevo negocio, que hace que queramos comprar todo lo que esté a nuestro alcance.

Asimismo, debes buscar y comparar bien precios, en algunos casos alquilar en vez de comprar (por ejemplo, en el caso de algunos equipos), y de ser posible hacer convenios con proveedores (por ejemplo, para que te provean mobiliario a cambio de publicidad o la venta exclusiva de su marca).

  1. Búsqueda y selección de proveedores

El siguiente paso consiste en la búsqueda y selección de los proveedores con los que trabajarás, es decir, la búsqueda y selección de las empresas que te proveerán los insumos, productos o servicios, necesarios para el funcionamiento de tu negocio.

Para buscar proveedores podrías pedirles a tus conocidos que te recomienden los suyos, acudir a Internet y buscar en sitios de anuncios clasificados, directorios y páginas amarillas, o asistir a ferias o exposiciones especializadas.

Y luego, para seleccionar los proveedores adecuados, debes tomar en cuenta diferentes factores tales como sus precios, la calidad de sus insumos, productos o servicios, las facilidades de pago que ofrece, su experiencia, su reputación, etc.

  1. Búsqueda, selección y capacitación del personal

Junto con la búsqueda y selección de proveedores también podrías proceder con la búsqueda y selección del personal que contratarás para que te ayude a operar tu negocio, y su posterior capacitación.

En primer lugar debes definir el perfil que debe cumplir una persona para que pueda postular a los puestos que tienes disponibles, y buscar o reclutar los postulantes que cumplan con dicho perfil, por ejemplo, publicando anuncios en el diario o en Internet, o pidiendo recomendaciones.

Y luego, debes evaluar a los postulantes a través de pruebas y entrevistas, seleccionar a los que mejor desempeño tengan en éstas, contratarlos, y capacitarlos para que tengan un buen desempeño en sus nuevos puestos.

  1. Organización de la contabilidad

La organización de la contabilidad de tu negocio es un paso importante, no solo porque ésta te permitirá conocer la cantidad de impuestos que debes pagar, sino también porque te permitirá analizar la situación financiera de tu negocio, y así tomar mejores decisiones.

La organización de la contabilidad incluye la elaboración de los libros contables y los estados financieros (el estado de ganancias y pérdidas, el balance general y el flujo de caja), pero también la elaboración de los estados financieros proyectados.

En este punto es recomendable que contrates un contador que te visite periódicamente sin necesidad de que esté permanentemente en tu negocio, y que además de ayudarte a llevar la contabilidad y a declarar tus impuestos, te ayude con la planificación financiera de tu negocio.

  1. Organización del marketing

Otro paso importante que debes realizar es la organización del marketing de tu negocio, tanto del que te permitirá crear expectativa por la apertura de tu negocio, como del que utilizarás para conseguir tus primeros clientes.

En cuanto al marketing de apertura, éste podría incluir la colocación de carteles y afiches en la fachada del local de tu negocio o la repartición de volantes que anuncien la pronta apertura de tu negocio, y el envío de invitaciones para la inauguración.

Mientras que en cuanto al marketing necesario para conseguir tus primeros clientes, éste podría incluir la impresión de carteles, afiches, folletos, volantes y tarjetas de presentación, la creación de la página web de tu negocio, y la publicación de tu anuncio en las páginas amarillas.

  1. Inauguración o apertura

Finalmente, luego de un largo proceso de planeación y ejecución, y de haber superado varios problemas, dificultades e imprevistos, llega el esperado día de la inauguración o apertura de tu negocio.

En este día debes coordinar bien con tu personal las funciones o tareas que debe realizar, asegurarte del buen desempeño de éste, y corregir todos los errores que tanto tus trabajadores como tú seguramente cometerán en este primer día de operaciones.

Y luego, esforzarte cada día por hacer crecer tu negocio, asegurarte de mantener siempre la calidad de tu producto o servicio, y procurar brindar siempre un excelente servicio al cliente que no solo haga que tus clientes te vuelvan a comprar o visitar, sino también que te recomienden.

No olvides suscribirte en nuestro blog para recibir más artículos como este; también, puedes seguirnos en nuestras redes sociales facebook,twitterinstagram; o darle link al artículo.